El temporal dejó 100 árboles caídos y algunos pocos evacuados entre Ciudad de la Costa y Salinas

Lo peor de este ciclón extra tropical, que alcanzó ráfagas superiores a los 100 kilómetros en la hora, ha sido su extensión en el tiempo, dado que comenzó sobre las 20 horas del miércoles. Se espera que para las próximas horas se vaya desplazando hacia el este y la alerta naranja quedaría solo para Rocha y Maldonado hasta la medianoche de este jueves. En Canelones las zonas más afectadas fueron Ciudad de la Costa, Salinas y Neptunia. En estas zonas se registraron unos 100 árboles caídos y algunas familias que debieron ser evacuadas pero no sufrieron lesiones ni problemas de salud y están siendo asistidas por el Mides, así lo indicó a Revista Metropolitano el alcalde de Ciudad de la Costa, Mario López.
“Naturalmente es un problema el tema de los fuertes vientos pero por suerte las lluvias no fueron intensas porque en nuestro municipio la situación se agrava cuando llueve en cuanto a la caída de árboles, la lluvia ablanda el piso y el viento los tira. De todas formas de los 100 árboles caídos casi la mitad fueron acá y lo otros en Salinas. Es un disparate”, indicó López.

En cuanto a las personas evacuadas López explicó que son cuatro mayores y cuatro menores y que se encuentran en casas de familiares. Una familia de dos mayores y dos menores que viven cerca de la desembocadura de arroyo Pando, por la amenaza de crecida de este decidieron trasladarse a la casa de un familiar en Salinas.
La otra familia es de Atlántida, y está compuesta por dos mayores y dos menores y se trasladó a la casa de un familiar de Parque del Plata.
Además del Mides trabajan con ellas la Dirección de Desarrollo Social de la Intendencia de Canelones en las tareas de contención.
Se encuentran trabajando en las zonas afectadas seis equipos de arbolado de la Dirección General de Gestión Ambiental, Alumbrado de la Dirección de Obras y el Ejército.

Paralelamente UTE informó que 37.800 clientes se quedaron sin luz como consecuencia del temporal. que azota la zona sur y este de Uruguay. Canelones, Rocha, Maldonado, Montevideo, San José, Colonia, Florida y Lavalleja, son departamentos más afectados.
“Resulta importante alertar a la población para que:
Extreme los cuidados en relación con los cables que se encuentren caídos, tanto en vía pública como en fincas. No deberá acercarse ni tocar los mismos ya que eventualmente podrían estar energizados.
Realice su reclamo inmediatamente a TELEGESTIONES UTE, a los teléfonos 08001930 o bien *1930 desde cualquier celular, o bien envíe un SMS con la palabra “LUZ (espacio) número de cuenta” y aguarde la visita de una cuadrilla técnica”, dice un comunicado del ente.
En tanto según indicó la Dirección Nacional de Policía de Tránsito hasta el momento no se registran rutas nacionales cortadas.
Paralelamente los principales puertos del país continuarán cerrados.
“No está operando el puerto de Montevideo ni el de Colonia ni el de Juan Lacaze”, informó el vocero de la Armada, Gastón Jaunsolo.
Si bien se espera que el viento comience a amainar desde la mañana del viernes, “se debe evitar navegar en estas próximas 48 horas” sostuvo.
En Punta del Este el edificio Bonaire sufrió las consecuencias y enormes olas pasaron por encima de la rambla y rompieron los vidrios de la planta baja. Dos mujeres sufrieron heridas pero están fuera de peligro.

Desde el viernes se espera que la situación mejores aunque persistirán rachas de 60 kilómetros, el sábado se normalizaría la situación con temperaturas que alcanzarán los 23 grados y el domingo de anuncia soleado con temperaturas máximas de 26 grados.