Tarjeta STM en zona metropolitana beneficiará 1,8 millones de personas

El Ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi y el director de la División Transporte, Felipe Martín, brindaron detalles de la implementación de la extensión desde este mes del uso del software de integración tecnológica del Sistema de Transporte Metropolitano (STM) a empresas que operan en todo Montevideo y parte del territorio de los departamentos de Canelones y San José. Las autoridades entienden que la extensión del STM mejorará la calidad del servicio para las 1,8 millones de personas, más de 53 % de la población total de Uruguay, que residen en solo 3 % del territorio nacional. En la actualidad cubren el servicio 29 empresas, que ofrecen 357 líneas de transporte colectivo, que el año pasado vendieron más de 328 millones de boletos.La implementación del servicio será gradual. La primera línea en incorporar el sistema fue la DM1, que une Punta Carretas con Zonamérica. Durante la primera semana se agregarán los servicios de Come y Cutcsa que circulan por ruta 1 y van a Ciudad del Plata, Playa Pascual y Libertad, en el departamento de San José. En la segunda semana se integrarán los servicios de las empresas Cutcsa, Coetc y Copsa que van por la ruta 5 y que conectan Montevideo con La Paz, Las Piedras, Progreso, Santa Lucía y Canelones, en el departamento homónimo de esa última ciudad. Posteriormente se sumarán los servicios de las empresas Casanova, Ucott y San Antonio por ruta 6, que van a las ciudades canarias de Sauce, Santa Rosa y San Ramón y la floridense Chamizo. El esquema se completa con la integración de las líneas que transitan la ruta interbalnearia General Líber Seregni y la avenida Giannattasio para unir Montevideo con San Luis y Araminda, mientras que a fin de mes o comienzos de enero se agregarán los servicios por ruta 8 de las empresas Tala Pando Montevideo y Copsa, con destino a Barros Blancos, Pando, Empalme Olmos y Soca. La iniciativa se concretó en conjunto entre esa cartera y los gobiernos de los tres departamentales involucrados. De esa forma dio comienzo a una nueva fase de implementación del STM. Hasta ahora, funcionaba solo dentro de la capital uruguaya. La extensión del STM implicó un complejo trabajo de coordinación y compatibilización que usaban las empresas transportistas. Rossi destacó el logro de este objetivo que se trazó para mejorar la calidad del servicio que reciben los usuarios y destacó los avances que realizaron en cuanto a renovación de unidades, incorporación de tecnología y cambio de la matriz energética a través de la inclusión de unidades híbridas. Martín señaló que los usuarios ya no tendrán restricciones para tomar servicios dependiendo de la empresa a la que estén abonados. Informó que a medida que el sistema funcione se procederá a “privilegiar” a usuarios frecuentes a través de la promoción de viajes bonificados. Los cambios permitirán un menor uso de dinero en efectivo, la disminución del tiempo de ascenso y descenso a las unidades, la eliminación de restricciones ante cambios en el destino y la ampliación de la red de centros de emisión y recarga de la tarjeta.