“Si somos área metropolitana El Pinar debería estar mejor atendido”

Cristina Sánchez hace 30 años que comenzó a llegar los fines de semana a El Pinar y hace 20 que viven allí. El padre de familia era comerciante de toda la vida e inculcó el gusto por el comercio a la familia.
En 1996 establecieron su primer comercio en Ciudad de la Costa, acompañaron el crecimiento de la ciudad, con mucho evento social para la zona y terminaron logrando que el supermercado que atendían, La Cabaña, se transformara en una referencia, no sólo para El Pinar, sino para toda Ciudad de la Costa. Hoy la familia cambió de rubro y establecieron la tienda Legión. “La costa tenia muy pocos servicios, los mismo clientes nos pedían que ofreciéramos servicios”, contó a Revista Metropolitano, Cristina Sánchez, empresaria e integrante de la familia.

“Hacíamos eventos para unir a la gente siempre teniendo una interacción en el lugar. Entonces faltaba de todo, desde tapar pozos por que se inundaba la calle, a organizar el Día del Niño, llegaban 500 y 600 niños, concursos de canto, de perros, maratón estudiantil en la que participaron 300 jóvenes, los fogones de La Cabaña, concursos de pesca, apoyábamos las cosas de Ciudad de la Costa”, contó Cristina.

Recordó que entonces no había referencia de municipios “incluso pagábamos la contribución en la junta de Atlántida y se consiguió que se pudieran pagar en el comercio”, apuntó.

Sobre si una ciudad tan joven como esta tiene su identidad, Cristina estimó: “nos falta la identidad, quizás ahora los chicos que nacieron acá la tengan. Va a ser un proceso social, no quieren irse de acá pero acá no hay monoambientes para que empiecen a vivir solos, el alquiler de casas no es barato y terminan viviendo en el fondo de la casa de sus padres”, afirmó la empresaria.

En cuanto a los servicios de la zona hoy día y la infraestructura de El Pinar, Cristina apuntó que “es de las zonas más grandes, pero parece también la más olvidada. Está de moda venir a vivir a El Pinar, pero hay mucha gente de nivel social bajo. La gente de Pinar Norte no tiene ómnibus para ir a trabajar o estudiar. Eso no está contemplado. Si somos área metropolitana, El Pinar debería estar mejor atendido”, apuntó. A su vez reconoció que el Centro Cívico facilitó mucho “antes era más cómodo ir a Montevideo, le dio centralidad”, indicó y agregó “como contribuyentes debemos ser los que dejamos más a la Intendencia. Creo que por la contribución que se paga nos merecemos más”. Cristina recordó que en El Pinar viven 40 mil personas y por eso “creo que debería haber un alcalde específico para El Pinar”, estimó.
Cristina su familia y otros vecinos de la zona han impulsado un proyecto para que el centro de El Pinar “sea un paseo”.

“Me gustaría ver el centro de El Pinar como un paseo, nosotros tenemos un proyecto, que presentamos al alcalde en la administración pasada, que es en la costanera, con una plaza central, que la gente tenga ganas de parar el auto y bajar a tomar mate, por ejemplo. Con una pequeña plaza de comidas. Una plataforma para caminar por encima del agua, juegos, aparatos de gimnasia, un pequeño escenario, heladería. Nosotros ofrecimos mantenerlo, una parte la tendríamos que financiar. No es una visión comercial, no se percibe el cuidado que se debe de tener”, afirmó.

De La Cabaña a Legión

La Cabaña fue creciendo y la costumbre a la antigua de sus propietarios de estar en la primera línea de atención, día a día resultó agotadora y tuvieron la necesidad de cambiar de rubro. “Ahora tenemos Legión, una tienda de vestimenta y calzado y una carnicería con fiambrería y productos importados. Legión tiene buen precio y buenos productos, en prendas para toda la familia, desde bebes, bajar lo costos es la estrategia. Estamos desde diciembre de 2014 y la idea es como en las grandes tiendas: por sección”, explicó la empresaria.