Se inauguró el Sendero Curupí en El Pinar; espacio educativo, recreativo y de gestión ambiental

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente se inauguró un nuevo Sendero de Interpretación Ambiental denominado Curupí, junto al arroyo Pando en El Pinar. De la inauguración participaron el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, el director general de Gestión Ambiental, Leonardo Herou, junto a organizaciones sociales y centros educativos de la zona. La actividad se plantaron árboles nativos, con una recorrida del sendero, reconocimiento del espacio, su entorno y sus valores ambientales. La actividad finalizó con una merienda saludable.
El Sendero de Interpretación Ambiental Curupí se encuentra junto al arroyo Pando y al sur de la Avda. Giannattasio en El Pinar. Es un espacio educativo, recreativo y de gestión ambiental que cuenta con paradas educativas y equipamiento que facilita la interpretación de los diversos recursos naturales que allí se presentan. Actualmente, Canelones cuenta además con Senderos de Interpretación Ambiental en la Bajada 27 de Lomas de Solymar y en la Bajada 22 en Prefectura de Solymar, poniendo en valor los sistemas costeros del Río de la Plata. Se prevé concretar intervenciones similares en distintos puntos del departamento en las próximas semanas, según lo anunciaron las autoridades departamentales.
 El nombre Curupí se debe a que en el predio destaca la presencia de varios ejemplares añosos de Curupí (Sapium haematospermum), además de contener especies nativas como Sarandí, Ceibo, Cola de zorro, Caraguatá, Pitanga, Butiá, Acacia de bañado y Molle rastrero. A lo largo del sendero se encuentran varias paradas con cartelería en la que vecinos, docentes, niños y niñas pudieron apreciar el valor ambiental de la flora. Si se disfruta de una tarde en familia, se pueden encontrar especies de fauna como Biguá, Chingolo, Garza Blanca Grande, Martín Pescador y Carpintero de Nuca Roja, entre otras.
Se trata de un espacio natural que tiene una particular belleza paisajística, junto al arroyo, que lo hace único para disfrutar de una tarde en familia o amigos, además de aprovechar y recorrer el sendero e informarse de las especies que allí encontramos y su valor ecosistémico. Vecinas de la zona valoraron la recuperación de este espacio para la gente, destacando el trabajo realizado, ya que no sabían de la riqueza de especies nativas que allí se encuentran.
El director general de Gestión Ambiental, Leonardo Herou, comenzó señalando la importancia de la educación ambiental en estas instancias, y particularmente un día como el 5 de junio. “Estamos en una jornada preciosa con los niños de las escuelas de El Pinar, inaugurando un paseo, que consiste en un Sendero de Interpretación, que busca mostrar y reconocer que en el lugar donde vivimos hay lugares naturales, lugares maravillosos como este. Tenemos que generar las estrategias para protegerlos, y que nuestros vecinos y vecinas los conozcan y los cuiden”, manifestó.
En esta línea, dijo que “en este sendero nos encontramos con una escultura que ayuda a trabajar didácticamente los problemas de la fauna marina”, y que “esta es la propuesta central de este 5 de junio, que se va a extender durante el mes con actividades vinculadas a la gestión de residuos, presentando una plataforma virtual de monitoreo ambiental vinculada a la gestión del agua. Mucho trabajo en un mes en el cual lo que buscamos es poner los temas ambientales sobre la mesa, pero siendo conscientes de que hay que trabajar durante todo el año en estos temas”, expuso.
Los niños y niñas, por su lado, se sorprendieron con la presencia de la escultura representativa de la fauna marina que allí se encuentra. Este tipo de intervenciones se realizan en el marco del convenio con Mares Limpios, instalándose a lo largo de toda la costa canaria. En este caso, se trata de una tortuga marina hecha con material reciclable, con el objetivo de mostrar el impacto que genera la contaminación ambiental. En este contexto, los escolares participaron de una charla por parte del equipo de educación ambiental, donde se debatió acerca de lo importante que es gestionar los residuos responsablemente.
El lugar donde se encuentra el Sendero de Interpretación Ambiental es un relicto del monte ribereño del arroyo Pando, próximo a su desembocadura en el Río de la Plata, con un número significativo de especies nativas, que protegen las márgenes de la erosión, además de ser el hábitat de varias especies de nuestra fauna. El tramo final del arroyo, donde se realizan diversas actividades recreativas, presenta valores paisajísticos particularmente destacados.
Las desembocaduras en playas arenosas son ambientes muy dinámicos y sensibles a perturbaciones de origen antrópico, por lo que se vuelve fundamental generar estrategias para conocer, valorar y cuidar estos ricos ecosistemas.
Vale la pena recordar que el Gobierno de Canelones viene trabajando en la creación de Senderos de Interpretación Ambiental desde el 5 de junio de 2017, día en que se inauguró el Sendero Picada Alaniz, en El Rincón, ubicado en los Humedales de Santa Lucía, que forman parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SDAPA).