¿Qué obras realizará la Intendencia en Lagomar y Solymar para dar transitabilidad antes de la obra definitiva?

En paralelo a las obras del Proyecto de Drenaje Pluvial y Vialidad en Solymar y Lagomar sur la comuna canaria definió una serie de actuaciones para mejorar la transitabilidad en el norte de ambas zonas, así como en las principales vías del sur según expresa el comunicado de prensa de la Dirección General de Obras de la Intendencia de Canelones.
Estas intervenciones comenzaron en mayo y continuarán durante el segundo semestre del año. Revista Metropolitano accedió al detalle de las obras hechas y las planificadas para el resto del año.
En Lagomar norte son necesarias obras de drenaje pluvial de mayor porte, para la correcta canalización de las aguas. En mayo se realizaron trabajos de acondicionamiento en la calle Almenara y tareas de limpieza de alcantarillas. Asimismo, se trabajó en la obra de drenaje pluvial en la calle García Arocena entre Almenara y Becú, con construcción de cunetas para permitir que el agua de lluvia cruce hacia el sur de la Av. Giannattasio.
En Luis Batlle Berres se realizó el acondicionamiento de la calle para garantizar la transitabilidad en la zona. En esta cuenca es necesaria la construcción de un lago de amortiguación (Lago Becú) como parte del sistema de drenaje de la zona.
En la calle Becú OSE realizó el saneamiento por vereda por lo cual la Intendencia realizará el mantenimiento de la calle, hasta el inicio de la obra definitiva.
A fines de junio se realizó el mantenimiento de la calle axuliar al norte y sur de Av. Giannattasio entre Secco García en la zona de Lagomar.
En Lagomar sur el 30 de junio comenzaron las tareas vinculadas a la pavimentación de la Av. Bullrich entre Rambla Costanera y Av. Giannattasio, abarcando unos 1.500 metros. En la avenida se está realizando un reciclado del material existente con cemento y posteriormente se realizará la pavimentación.
Las obras de la calle Bullrich incluyen la construcción del sistema de drenaje para la evacuación de pluviales. A través de esta obra se solucionará de manera definitiva el problema causado por el agua que se acumula en la calle, especialmente en un punto bajo ubicado en la intersección entre Bullrich, Becú y la auxiliar a la Av. Giannattasio. Para poder realizar las obras, se debe comenzar la construcción de cunetas aguas abajo de manera que el agua acumulada en la auxiliar de Av. Giannattasio tenga forma de salir hacia la Rambla. La Intendencia espera que con este orden de ejecución se garantizará una mayor protección y duración de los pavimentos.
Durante la primera semana de julio y previo a esta obra se acondicionó el último tramo de Río de Janeiro entre De los Pinos y la auxiliar de la Av. Giannattasio. Aunque con las recientes lluvias se hace necesaria una nueva intervención en ese tramo que iniciará en los próximo días.
Según la comuna con el acondicionamiento de Bullrich y Río de Janeiro, mejorará significativamente la conexión entre la Rambla y Giannattasio, .

En lo que refiere a Solymar norte la Intendencia solicitó a OSE que avance en la conformación de las calles. Estas obras ya se realizaron en la calle Venezuela y la semana pasada comenzaron en la calle Monteadores y República Dominicana.
Otras obras de mantenimiento se están realizando también en la zona de José Pedro Varela y Márquez Castro.
Asimismo la Intendencia realizará un cruce en Giannattasio(en las inmediaciones de la Av. Márquez Castro) y un lago de amortiguación (previsto en el proyecto). Según la comuna esta obra permitirá garantizar el cruce del agua acumulada en el norte hacia el sur de la Av. Giannattasio, una vez terminada la obra de drenaje pluvial.

Las obras y el tiempo

La Directora General de Obras de la Intendencia de Canelones, Lucía Etcheberry explicó a
Revista Metropolitano que lo que se hace es un trabajo para dar transitabilidad a las zonas para vehículos y peatones, ya que la mega obra tiene un plan y un proceso, “pero hay que dar soluciones para no afectar en demasía la vida cotidiana de los vecinos”, indicó la jerarca.

Etecheberry dijo que es importante recordar a los vecinos la magnitud de la obra que se está realizando en Ciudad de la Costa, y su complejidad por desarrollarse en una urbanización ya existente. “Nosotros entendemos la molestia de la gente y actuamos para resolver problemas de transitabiilidad lo antes posible, a veces es de forma inmediata a veces en días según lo permita el tiempo”, indicó la jerarca.

El pozo de Becú
Específicamente sobre un pozo que generó polémica en la calle Becú, el concejal Gustavo Mobilio, indicó a Revista Metropolitano que “se había atrasado la obra a la altura del pozo, pero no es tres meses como se dijo, estaba desparejo, se estaba cubriendo un caño, allí hay depresión que existió siempre, yo vivo desde 1968 en el barrio. Con la lluvia se barrió lo que estaba protegiendo el caño. La obra venía avanzando, se paró por los días de lluvia. Ese pozo ya se tapó, se afirmó y se va a poner pavimento en pocos días. Se invirtieron tres millones de pesos solo en ese tramo de obra”, explicó Mobilio.
Desde la Intendencia se recordó que en el marco del Proyecto de Drenaje Pluvial y Vialidad en Ciudad de la Costa ya se han pavimentado más de 120 km de calles, así como construido unos 400 km del sistema de drenaje pluvial, tres lagos de amortiguación y 5 km de macrocanales. En todas las zonas en que las obras están terminadas se han instalado más de 5.000 luminarias de alumbrado.