Luna Morena; el disfrute, la inclusión y el trabajo social de una comparsa

“Luna Morena, es escuela de candombe; acá enseñamos todo el año; acá recibimos a todos; damos clases de tambor y de baile; jamás discriminamos a nadie sea cuál sea su condición. Nos sentimos orgullosos de tener la mayoría de la comparsa compuesta de gente que jamás tocó o bailó. De tener gente a la cual tuvo o tiene problemas y la pelean día a día, el candombe es unión”, dice la comparsa en su página oficial en una especie de declaración de principios.

Nació en 2014 en Colinas de Solymar en memoria de un viejo amigo del barrio fallecido; Nelson de Moraes, contó a revista Metropolitano, Natalia Larrosa, directora de la comparsa junto a Martín Sosa. Natalia explicó que Nelson “era muy candombero y siempre promovía toques en el barrio y nunca pudo sacar la comparsa que quería”.

Con la determinación de cumplir ese sueño empezaron a ensayar durante todo el año, comenzaron entre amigos, vecinos y familiares.

“Nosotros salíamos en otras comparsas de Ciudad de la Costa y cuando terminó carnaval mi esposo le dijo a un par de amigos y cuando quisimos ver éramos unos cuantos”, contó Natalia.

Nos contó también la importancia de los talleres para la comparsa. “Damos taller en Colinas de Solymar en el Centro de Barrio, damos baile y tambor y seguimos todo el año. Termina carnaval y descansamos un mes y arrancamos con los talleres, el 100% de nuestros integrantes salen de los talleres”, puntualizó Natalia. Hoy Luna Morena está compuesta por 125 integrantes.

El toque fuerte de Cordón es la característica de la cuerda.

Sobre el trabajo para sustentar la comparsa económicamente Natalia puntualizó; “es un trabajo durante todo el año, todos los fines de semana una Comisión que tenemos se hace cargo de la administración y hacemos ventas y rifas que todos tienen que vender y un fin de semana alguien hace pizzas y otros la venden, por ejemplo”.

A la hora de destacar los eventos en que la comparsa ha participado Natalia recordó “cada ensayo durante todo el año y eventos a beneficio, por ejemplo residencial de abuelos y eso es lo que lo más nos importa y la función social que cumple con gurises que pueden andar en la vuelta”, indicó.

LA FRASE

Acá enseñamos todo el año; acá recibimos a todos; damos clases de tambor y de baile; jamás discriminamos a nadie sea cuál sea su condición. Nos sentimos orgullosos de tener la mayoría de la comparsa compuesta de gente que jamás tocó o bailó. De tener gente a la cual tuvo o tiene problemas y la pelean día a día, el candombe es unión”