Llegó el servicio eléctrico para 63 familias que viven al norte de Ruta Interbalnearia

Se trata del barrio Las Vegas Norte que a través del Plan de Inclusión Social de UTE regularizó el servcio eléctrico para 63 familias. La zona es al norte de Ruta Interbalnearia pasando el arroyo Solís Chico, en el kilómetro 51.300, en Camino Las Toscas entre Calle 8, Calle 7 y Rambla Costanera del Arroyo. Estas familias que estaban “colgadas” ahora pagarán la tarifa a $32 al principio y luego se va incrementando el costo. “Estas acciones generan un acceso seguro y de calidad al servicio eléctrico, especialmente teniendo en cuenta a los más pequeños, en un barrio donde casi el 38% está compuesto por menores de 12 años y casi el 50% de la población tiene menos de 18 años”, informó el ente. Cabe recordar que las instalaciones precarias han producido incendios en muchos casos que en viviendas precarias son aún más peligrosos.
UTE invirtió $ 4.160.000 en infraestructura de obras y comercial, cifra que incluye la adecuación de instalaciones interiores por un monto de $ 1.900.000 que fue ejecutada por una cooperativa de trabajadores, a través del convenio con el Instituto Nacional del Cooperativismo (INACOOP). “Esta es la primera intervención de una cooperativa en el marco de ese acuerdo, lo que hizo especialmente inclusiva esta regularización”, indicó UTE.
“Las Vegas Norte ha tenido un importante crecimiento y éste necesita de mejoras en los servicios. Fue a partir de la organización de los vecinos y de su propio esfuerzo que el Estado recibió y canalizó las demandas”.

Un 61% con paredes de costanero
En Las Vegas Norte, la población adulta se dedica mayoritariamente a changas (36%); el 25% son mujeres amas de casa y el 20% se declara desocupado. Solo un 10% tiene un trabajo formal. En cuanto a los ingresos de los hogares, el 24 % tiene como principal fuente las prestaciones sociales, el 55 % percibe la asignación del Plan de Equidad y el 42 % percibe además la Tarjeta Uruguay Social.
La mayoría de los adultos se vinculan al mercado informal con tareas como vendedores de feria, jardinería, cuidado de personas, construcción, leñería. El 79% de las viviendas tiene techo de chapa y en el 61% de ellas las paredes son de costanero.
“La intervención de UTE no se limita a las obras de infraestructura que posibilitan la llegada de “la luz”. En este barrio se realizaron reuniones informativas previas y se entregaron lámparas de bajo consumo. En los próximos meses se continuará con talleres sobre tarifas y eficiencia, y se procederá a entregar “la primera factura”, lo que representa un hito trascendente porque es la primera vez que muchas de estas familias tienen una relación formal –que representa derechos y obligaciones- con un organismo público”, indicó UTE.