Inauguración doble vía en el Pinar

Debemos recuperar la ciudad jardín que creció exponencialmente sin la necesaria planificación

Entre sus objetivos está una combinación de pasado y futuro que imagina para la ciudad. Un pasado que reconstruya lo que fue y un futuro que la ponga a tiro con la modernidad. Su peor enemigo es la falta de planificación con que la ciudad creció exponencialmente hasta los 120 mil habitantes que tiene hoy. “Tenemos que reconstruir la ciudad. Digo reconstruir porque quiere decir que en algún momento estuvo hecha. Trabajamos para hacerla nuevamente, una “ciudad jardín” porque fue un jardín. Por eso la gente de Montevideo, entre lo cuales estoy yo, nos vinimos para acá. Nos vinimos para un jardín. Pero vinimos tantos que rompimos el jardín”, dice el alcalde de Ciudad de la Costa, Mario Lòpez.
Reconoce que esta ciudad con forma de chorizo, que nació como un collar de balnearios, tiene una realidad muy dispar. Hay zonas donde se alcanzaron todos los servicios; saneamiento, calles pavimentadas, iluminación y otras donde “aún no hemos entrado”, al decir de López.
“Entrar a esas zonas, aún en el debe, significará entre otras cosas 62 kilómetros cuadrados de cunetas y 500 kilómetros de calles. “No es fácil”, advierte Lòpez, pero destaca a su vez que ese es el objetivo y que sobre el se está trabajando. Afirma que las quejas de pozos en calles y las inundaciones quedaron en el pasado, “salvo casos puntuales”. Asume también el compromiso de tener la ciudad iluminada “el cien por cien” al final de su gestión. Otro de los objetivos es fortalecer e impulsar una de las cosas más bellas de la ciudad como la rambla, una obra que llegará hasta El Pinar durante este período y que se propondrá como paseo para los montevideanos también, apuntalando el concepto de “zona metropolitana”. A su vez la estrategia comunal pasa por fortalecer la identidad de una ciudad que no se termina de reconocer como tal y el “complejo” de collar de balnearios, todavía persiste. Para lograr esa identidad uno de los motores es la movida cultural que existe. Una actividad cultural de la que Lòpez está sorprendido por su variedad y calidad. Allí está el Costa Regaee, el evento de regaee más importante de Uruguay que convoca más de cinco mil personas, hay grupos como el Babilonia que desarrollan un interesante proyecto cultural que incluye lo teatral, lo musical y el cine, generando su propio espacio en la costa, o la movida de jazz en la rambla, ni que hablar de las ya tradicionales Llamadas sobre Giannatassio a lo que a partir del año que viene se sumará un desfile de scolas do samba. Sobre estos y temas como la función de los centros de barrio o los plazos para las grandes obras de la ciudad, Revista Metropolitano dialogó con Mario Lòpez.

¿Cómo van las obras que apuntan a evitar calles y zonas inundadas?

“Ya prácticamente no hay inundaciones porque hemos perforado Giannatassio, como se perforó la rambla, en obras de macro proyecto. Las aguas ahora corren, antes se detenían en Giannatassio y volvían. Más el agua que tenemos abajo. El tema de las inundaciones era de todos los días, prácticamente podemos decir que desde el 2015, estamos terminando en 2016, las obras de macrodrenaje terminaron con las inundaciones, sin perjuicio de que haya alguna casa puntual. Hay que hacer 62 kilómetros cuadrados de cunetas y 500 de calle, no es nada sencillo. Pero a través de la gran obra que es el saneamiento estamos reconstruyendo una ciudad porque no va a haber problemas con las pluviales, no va a haber problemas de calles. Ni de pozos, porque se está pavimentando todo.
Se va haciendo de a poco con préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (Bid) sino era imposible. Cada avenida acá tiene 16 kilómetros, no existe en todo el país una ciudad con estas características.

¿No se va a llegar con el saneamiento completo en estos cuatro años?

No. Va por etapas. Es complejo son maquinas gigantescas que rompen la calle para poner los caños centrales, y además que la gente se vaya conectando, que es todo un tema cultural. Pero vamos a terminar con los robadores o pozos negros, que muchas veces rotos terminan volcando a las pluviales. Eso se termina.

Y también llegaban a las playas en algunos puntos.

Porque iban por las cunetas y terminaban en las playas. Lo que parecía agua de lluvia no era agua de lluvia. Ya la zona de todo Solymar norte y sur está prácticamente terminada. En un año y medio se termina. Esta es la ciudad jardín que va a quedar. No aplicamos la teoría del parche para tapar los pozos como se hacía antes. Hay pavimentos que se hicieron porque el saneamiento va a demorar. Por ejemplo en Medanos y hasta El Pinar. Las zonas ya están planificadas pero como el saneamiento va a demorar se hicieron las obras de drenaje como en Márquez Castro, Horacio García Lagos, Tuyutí, Médanos. Y se están poniendo luces.

¿Cuánto va a llevar el saneamiento para que esté terminado?

Unos 10 años, vamos a ir por etapas, excede este período. Quiero apuntar también que en salud el mayor problema que teníamos eran las piletas de oxidación de Pinar Norte. Que ahí volcaban todas las barométricas y además dejaban rastros por el camino. Solucionamos el problema de salud con la planta de tratamiento.

¿En iluminación?

En cuanto a luces el compromiso que tenemos en este quinquenio es llegar al 100 %. En esto cuatro años que faltan, lo tenemos que hacer. Una ciudad iluminada el 100 por 100.

Hay un proyecto para mejorar los recursos humanos del municipio y la gestión, ¿qué papel juegan en este proyecto los centros de barrio?

Los centros de barrio al momento son tres, hay más solicitudes para abrir nuevos centros. Se impulsan porque consideramos que la parte social es el eje de esta administración. Tenemos zonas vulnerables a las que hay que mejorar su calidad de vida. Mientras vamos construyendo la ciudad, vamos también construyendo ciudadanía. Hay determinados barrios de Ciudad de la Costa que son vulnerables porque no tienen ni la locomoción adecuada, ni los servicios adecuados. Con los centros de barrio estamos dándole formas de atención. Planificamos e hicimos todo el barrio de Colinas, ahora vamos a hacer el Autódromo. Los Centros de Barrio ayudan a un ordenamiento de las actividades sociales. Apoyamos las actividades educativas, sociales que se puedan desconcentrar desde acá. También en los servicios administrativos, funcionarios del Municipio van una vez por semana, y atienden a los vecinos, algunas cosas se hacen 100 por 100 allí, otras se terminan de hacer acá. Pero esos vecinos no tienen que moverse y son atendidos en su propio barrio. Mejoramos la relación con el vecino. Porque en una ciudad extensísima como está a veces se hace difícil este acercamiento. Que el Estado esté más cerca y escuche mejor al vecino es la filosofía.

¿Es una herramienta también para articular con otros organismos temas que no son directamente del municipio?

Sí, los temas de salud, seguridad, educación, A los centros de barrio va la policía, Desarrollo Social, Salud Pública, sino se los llama. Surgen problemas de seguridad, calles, cunetas, atención por drogas.

¿Qué evaluación se está haciendo de su funcionamiento?

Muy buena, se está tomando como ejemplo para todo Canelones. Es distinto a las comisiones de fomento, esto es propiedad del Municipio. También se dan talleres de informática, plástica, pintura, dibujo, club de amigos, jóvenes en red, hay una comisión de gestión que es la que organiza todas estas actividades.

¿De las solicitudes de abrir otros centros hay alguna ya en marcha?

En Pinares hacia el norte. Hay un local de una comisión de fomento que no funcionó, y lo dejó y allí se va a formar un Centro de Barrio. Hay otro que se pidió en el barro Nueva Esperanza, en Márquez Castro y la Interbalnearia. Son 500 personas, es un barrio que está en proceso de regularización, en una obra muy importante. Se hace también gracias a un préstamo del Bid, sino era imposible y va a quedar un barrio normal, organizado y con todos los servicios.

¿Qué tiempo se estima para la obra?

Unos dos años. Cada uno será propietario de su vivienda.

Tuvo cerca de 60 entrevistas con organizaciones y vecinos en los primeros 100 días de su gestión; ¿cuáles son los reclamos más comunes que ha tenido?

Los reclamos son según las zonas. Hay zonas que todavía no hemos entrado. Por ejemplo en Colinas prácticamente se terminaron los pedidos porque pusimos luz, pusimos calle, falta saneamiento. Hay otros temas allí de salud y seguridad pero se avanzó. En todo Solymar no tenemos más reclamos, claro que puede haber algún reclamo puntal. Pero no problemas estructurales. Hay zonas que sí porque aún no tienen ni cunetas, en esas zonas se reclama todo y es lógico. En el medio hay toda la variedad posible. Pero por ejemplo donde ya no se reclama más es el tema de pozos.

Fue el tema número uno de reclamos, Ciudad de la Costa se hizo famosa por sus pozos, por el estado de las calles y hasta figuraba en las letras de las murgas.

Sí, ni siquiera el saneamiento era el tema uno de reclamos. Hoy los pozos no se reclaman porque se está viendo lo que se está haciendo. Y hemos tenido la estrategia de pavimentar las calles principales y el transito va por ellas, y se rompen menos las calles de tosca. Como todo puede haber roturas o algo puntual.

Está hablando de reclamos que ya no se hacen, ¿hay algún otro reclamo que ha quedado en el pasado?

Si las inundaciones. Parece mentira que estemos hablando de estas cosas, pero era un reclamo normal acá. No existían las cuentas ni la canalización hacia los humedales en la rambla.

Se apuesta mucho a la obra de la rambla que se espera ampliar tengo entendido.

Sí, la gente en vez de agradecernos el saneamiento no agradece el paseo de la costa. Las dos apuntan a la salud. Lo que pasa que el saneamiento como está abajo no se ve y hasta molesta cuando se hace. El paseo se ve y se disfruta. Está yendo muchísima gente. Este año vamos a llevarlo hasta El Pinar. Hoy está hasta Márquez Castro.

La idea es que no sea solo un paseo para la gente de la zona

Es el eje y pensamos que sea atractivo turístico. Será un paseo de 10 kilómetros. Después vendrá el tema de los paradores, estamos pensando en hoteles.

Ya hay algunas propuestas culturales que se están estableciendo en la rambla, sobre la costa, como el grupo Babilonia en Médanos y la movida de jazz más sobre Lagomar.

Yo estoy impresionado por la movida cultural que está surgiendo y que había en Ciudad de la Costa. Hace unos días nos vinieron a proponer que Ciudad de la Costa sea el lugar para el desfile de escolas do samba, el 20 están las Llamadas. Son escolas de Montevideo y algunas que hay en la zona. Así que vamos a tener llamadas y desfiles de escolas de samba. Y tenemos el Costa reggae, que mueve también a miles de personas. La ciudad también se va construyendo culturalmente, buscando su identidad.

FRASES
“En todo Solymar no tenemos más reclamos, claro que puede haber algún reclamo puntal. Pero no problemas estructurales. Hay zonas que sí porque aún no tienen ni cunetas, en esas zonas se reclama todo y es lógico”

“Hoy los pozos no se reclaman porque se está viendo lo que se está haciendo. Y hemos tenido la estrategia de pavimentar las calles principales y el transito va por ellas, y se rompen menos las calles de tosca. Como todo puede haber roturas o algo puntual”.
“Hay determinados barrios de Ciudad de la Costa que son vulnerables porque no tienen ni la locomoción adecuada, ni los servicios adecuados. Con los centros de barrio estamos dándole formas de atención”.

“En cuanto a luces el compromiso que tenemos en este quinquenio es llegar al 100 %”.
,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Cien días de gestión en números
El Municipio de Ciudad de la Costa elaboró un informe sobre los primeros cian días de gestión. Estas son algunas de las cifras que se extraen del informe.

160. Son los funcionarios que trabajan en el Municipio. La mayoría de ellos desempeñan tareas para alguna de las Direcciones Generales de la Intendencia; sólo 55 están afectados directamente a la gestión municipal.

9. Fueron las reuniones del Concejo con asistencia de todos los electos.

5. Son los votos en 5 votos con que se aprobaron todas las resoluciones con una única en que uno de los concejales se abstuvo.

51. Fueron las resoluciones aprobadas al 30 de setiembre en ellas se atendieron aspectos de administración y ordenamiento de gastos.

4. Son las Comisiones Temáticas que se crearon. Estas Comisiones canalizan el estudio y atención de las demandas y propuestas que llegan al Municipio y las que surgen de los propios concejales, coordinan con las Direcciones Generales departamentales para el mejor cumplimiento de las tareas en la zona.

19. son las reuniones mantenidas con organizaciones sociales y vecinos que se acercaron en forma individual y 16 reuniones fueron en cuentros de presentación del Alcalde y los Concejales electos,

56. Fueron las 56 entrevistas con vecinos y organizaciones sociales, incluyendo 21 visitas a las sedes de algunas de estas instituciones.