Costa Plan prevé importantes cambios con emprendimientos inmobiliarios, algunos de altura, aunque técnicos advierten que “esto no va ser Pocitos”

Costaplan, el proyecto macro de Ordenamiento Territorial para Ciudad de la Costa ha tenido una revisión y este miércoles vecinos de algunas de las zonas donde su cambio será más importante fueron enterados de las modificaciones por la Secretaría de Planificación de la Intendencia de Canelones en el Municipio local. Las zonas representadas fueron Shangrilá, Santa Ana, City Park, Rincón de El Pinar y Lomas de El Pinar.
En algunas se apunta a emprendimientos inmobiliarios residenciales de altura y se descartan opciones industriales a diferencia de Colonia Nicolich y Ciudad Líber Seregni. En este sentido los técnicos de Planificación aseguraron que en todos los casos las obras se instalarán manteniendo el verde, los espacios públicos y la idiosincrasia de Ciudad de la Costa, como ciudad jardín. “Esto no va a ser Pocitos”, aseguraron.
Asimismo se anunció que se planifica con la Dirección de Tránsito de la comuna hacer algunas modificaciones para mejorar el tránsito con flechamientos de calles e incorporar veredas en avenidas principales e intermedias o que lleven a centros educativos por ejemplo. Además algunas calles nuevas serán más anchas de forma que puedan incorporar veredas. De la reunión informativa participó Sergio Ashfield, Director General de Secretaría de Planificación de la Intendencia de Canelones, el alcalde de Ciudad de la Costa, Mario López y concejales del Municipio.
Se aseguró que los nuevos emprendimientos deberán aterrizar con toda la infraestructura, con todas las soluciones viales, de saneamiento, etc., Tal el caso de Aldea del Pinar, en la zona de Pinar Norte, cuyo emprendimiento se conectará al colector principal incluyendo también al barrio, más allá de la obra específica.
Para la zona norte de Shangrilá se planifica alcanzar importantes inversiones en materia de residencias, pero para construir se deben hacer cargo de la vialidad interna, de la conectividad vial y al saneamiento. Para esta zona se prevén edificios de altura, en Calcagno, Racine, Alvear, Rambla y Giannattasio considerada una zona con importante potencial de desarrollo que provocará fuertes cambios. En algunos casos se piensa en edificaciones de hasta cuatro niveles y en otros mayores como en el lago Botavara. Se aseguró que los lagos de la zona tendrán siempre acceso al público en general. También se prevé una mejor salida para la avenida Calcagno y su ingreso al Aeropuerto de Carrasco. Almenara al norte y Aerosur también se consideran zonas de desarrollo.
Las autoridades puntualizaron que la planificación favorece las inversiones al establecer las condiciones y reglas claras. El Plan prevé para el territorio de la Costa la creación de entre un 10 y un 30% de vivienda social. A su vez apunta a la necesaria mejora en conectividad de varias zonas ya sea con la ruta Interbalnearia o con otras zonas internas.
En cuanto al deporte en la Ciudad, se busca una centralidad deportiva en Montes, en predios públicos de la Intendencia de forma de tener todos concentrados, también en el Parque Roosevelt, más allá de instalaciones deportivas de menor porte en otras zonas.

Impacto vial y veredas

Los vecinos y organizaciones sociales dieron también su opinión sobre los cambios, entre los que estuvo la preocupación por el impacto vial y en tránsito que estos emprendiminetos residenciales podrían traer. En este sentido se explicó que cada uno de ellos deberá hacerse cargo de estacionamientos en la propia obra, de acuerdo al tamaño de la misma.
Ciudad de la Costa tiene 1.081 kilómetros de calles, la gran mayoría sin veredas. “Las calles tienen un ancho que hace casi imposible la vereda, las cunetas a cielo abierto son por un tema de costos y también ambiental.”, explicó la técnica de Planificación. La cuneta en sí misma ocupa el ancho de una hipotética vereda. “Se está estudiando con Tránsito liberar áreas por flechamiento de calles, para liberar parte de la calzada, algo que soluciona en parte la situación”, indicó. Además se planifica incorporar veredas en calles principales e intermedias o que lleven a centros educativos por ejemplo. Sin embargo también estuvo sobre la mesa el tema cultural, ya que en algunos lados hay veredas y no se usan o se ocupan con vehículos, también en la ciclovía del paseo costero.
En este sentido se trabaja para instalar una señalización horizontal y vertical sobre los lugares de estacionamientos.
Asimismo se prevén calles más anchas para las nuevas que se construyan, hoy en general tienen 7 metros y con esa medida no permiten veredas.