Comité del sistema de cuidados aterriza en Ciudad de la Costa con proyecto para Juntos por un Sueño

Juntos por un Sueño, la asociación civil para jóvenes con discapacidad de Solymar recibirá un apoyo que promete potenciar en mucho la función esencial de este centro con jóvenes y familias en esa situación. Mediante la coordinación de la Ong El Abrojo, se “bajará a tierra” todas las acciones de ministerios y organismos con un Comité Local del Sistema de Cuidados que trabajará de forma pragmática. Se creará una huerta, se dará atención fonoaudiológica, se potenciará su capacidad de dar cursos ocupacionales, se irán a buscar familias que de una u otra forma no se ha acercado al centro, se reformará la currícula en UTU para favorecer el acceso a la misma de parte de los jóvenes y habrá talleres para padres.
En el centro ubicado en Ibirapitá y Venezuela los martes y viernes se llevará adelante una propuesta de huertas y apoyo fonoaudiológico. También un servicio de atención y derivación a las familias para ampliar la cantidad de niños. “La idea es ampliar la cobertura de los jóvenes vamos a ir a buscar a la gente, a familias que no llegaron por sus propios medios”, explicó a revista Metropolitano, Natalia Cámara, coordinadora de El Abrojo.
Sobre el fortalecimiento de la propuesta ocupacional, Cámara expresó que “es generar cursos para los chiquilines, hay un convenio con Inefop y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, y se va a abrir una cocina para que venga Inefop a dar cursos. Vamos a fortalecer la capacitación para lograr más autonomía y también el trabajo con UTU para la educación media. Es necesario una readecuación curricular para los jóvenes”, puntualizó.
Con respecto al Comité Local, Cámara explicó que lo integran todos los organismos públicos que conforman el Sistema Nacional de Cuidados. “Participan la gran mayoría de los ministerios inclusive la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. La idea es que haya una traducción a lo local, por ejemplo el Banco de Previsión Social, el Inau, la Red de Discapacidad, el Municipio de Ciudad de la Costa, entre otros. Los mandos medios que el Comité sea una sociedad civil que trabaje con los organismos del Estado de gestión y trabajar en la mejora. Bajar a tierra localmente a los que tienen responsabilidad de gestión, la idea es que ahora lo coordine El Abrojo este año y luego la oficina del Mides”, indicó Cámara.
El Abrojo cuenta en principio con un presupuesto de 600 mil pesos “que se destinarán en 12 meses para la gestión de todas estas actividades, los recursos humanos, los materiales”, apuntó la coordinadora.
Cámara destacó también el trabajo de talleres para varones. “Es para varones cuidadores, se realizarán actividades en los Caif, en clubes de niños y en el programa de Acogimiento Familiar de Inau. Son talleres con varones sobre la corresponsabilidad, el cuidado, se apunta al cambio cultural, al cambio de cabeza. Son padres de niños que van a los Caif, y a familias de Acogimiento Familiar”, indicó Cámara.