Colegio Varela fue distinguido por proyecto “Cuidemos el Lago Shangrilá” y será uno de los representantes de Canelones en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología Juvenil

Los chicos del Colegio Varela están colaborando con la recuperación del Lago Calcagno con un proyecto llamado “Cuidemos el Lago Shangrilá”. El trabajo fue distinguido con una mención especial y será uno de los proyectos que representará a Canelones en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología Juvenil del Ministerio de Cultura que se realizará en Piriápolis del 8 al 10 de noviembre. El Lago Shangrilá es afectado por una especie de camalotes llamados “repollitos de agua” que amenzan su ecosistema.
“El proyecto tiene como objetivo ayudar a revertir la situación que sufre el Lago. Concientizar a los vecinos de lo que está pasando porque se constataban residuos en la zona. Se le envió una carta a la Intendencia. La Comisión Fomento Shangrilá venía trabajando en esto y en 2018 hemos hecho trabajo conjunto, tratamos de mejorar el entorno del Lago, instalamos cartelería y resaltamos la forestación autóctona que se ha plantado allí. Los chicos realizaron carteles con datos sobre estas especies y también sobre especies de aves que hay en el Lago para que los vecinos también se apropien del lugar. Se plantaron nuevos arboles. El trabajo fue interdisciplinario e intervinieron profesoras de Química y profesor de Geografía, también participaron papás de los chicos y vecinos”, contó a revista Metropolitano, Liliana Berindague, profesora de Química del Colegio Varela.
La profesora explicó que el proyecto se enmarca dentro del Club de Ciencias que impulsa el Ministerio de Cultura. “Año a año los chicos toman un tema de su interés y profundizan sobre él. Este encare es social y llamó la atención que en muy poco tiempo el Lago pasó de agua azul con una cantidad de gansos a cubrirse de vegetación flotante. Los chicos se entrevistaron con técnicos del Centro Regional del Este (CURE) de la Universidad de la República para interiorizarse de la situación.
Sobre la participación en la Feria Nacional y la distinción que recibió el proyecto, Berinduague indicó que “estamos muy entusiasmados y emocionados los chicos y los docentes y con mucho trabajo por hacer”.
Cabe destacar que el Liceo Shangrilá también está trabajando sobre la situación del Lago.
“Nosotros llevamos la propuesta al Colegio Varela y al Liceo Shangrilá para que trabajaran en distintas áreas, como la historia por ejemplo. Queríamos que se acompasara el proceso del Lago con un proceso también educativo. Así se han involucrado profesores de Química, Geografía e Historia por ejemplo”, indicó a revista Metropolitano, Dina Acosta, de la Comisión Pro Fomento Shangrilá.

Cosechadora flotante

En setiembre equipos especializados con una cosechadora de algas, extrajeron prácticamente el 100% de los camalotes que afectan el Lago Shangrilá en un trabajo que demandó unas dos semanas. Aunque no fue un solución definitiva, como han advertido los técnicos del Centro Regional del Este (CURE) de la Universidad de la República.
Por su parte el director general de Gestión Ambiental, Leonardo Herou, recordó que los lagos de Ciudad de la Costa se generan a partir de la actividad extractiva y que tienen los problemas propios de una ciudad que creció de forma explosiva, sin planes. Hay una zona importante que aún no cuenta con saneamiento, lo cual ha generado problemas ambientales y de calidad del agua en los lagos. Herou indicó que “el crecimiento de plantas acuáticas (plantas flotantes o sumergidas), microalgas o cianobacterias se debe a un fenómeno conocido como eutrofización, generado por el aporte excesivo de nutrientes (fundamentalmente nitrógeno y fósforo) hacia el cuerpo de agua”.