Se movilizan recolectando firmas para que se apruebe ley de Empleo para Personas con Discapacidad

Con la consigna; “Un compañero, una planilla”, porque se buscan tantas firmas como discapacitados hay en Uruguay, el PIT-CNT viene desarrollando una campaña de recolección de firmas para que el senado vote la Ley de Empleo para Personas con Discapacidad, la cual ya cuenta con la media sanción de diputados.
En los primeros días ya se han recolectado más de 10.000 firmas y hay miles de papeletas distribuidas en todo el país. El zonal del PIT CNT de Ciudad de la Costa viene trabajando en esta recolección en las ferias de Lomas de Solymar y Lagomar, y en un solo día en la feria de Lomas, un domingo lluvioso, se recolectaron 600 firmas, según contó a revista Metropolitano, Yamandú Álvez del PIT CNT zonal.
“Estamos a un año que se votara en diputados y la cosa se enfrió un poco y queremos darle un impulso para que se vote en senadores. Nosotros estamo recolectando firmas en barrios, ferias, en obras. En la costa juntamos en la feria de Lagomar los sábados de tarde y en la feria de Lomas los domingos de mañana. Vamos a estar hasta que sea fecha de entrega”, indicó Álvez. Cabe recordar que diputados aprobó por unanimidad el proyecto que obliga a empresas grandes a contratar un 4% de personas con discapacidad. La Cámara rechazó un aditivo presentado por el Partido Nacional para introducir exoneraciones impositivas a los empresarios.
Martín Nieves, integrante de la Comisión de Discapacidad de la central sindical, indicó que se viene recogiendo un gran apoyo y por esta razón se encuentras miles y miles de papeletas distribuidas en todo el país. Incluso desde Argentina muchos compatriotas nos han consultado sobre la forma de apoyar la recolección de firma. El objetivo primario es conseguir una firma por cada compañero con discapacidad en el país y ello significa unas 500.000 firmas. Existe el antecedente de recolección de firmas que se llevó adelante en la educación y se superaron las 400.000 firmas, recordó.
En su artículo 1°, el texto establece que las empresas privadas que tengan 25 o más trabajadores “deberán emplear a personas con discapacidad, en un porcentaje mínimo del 4% de la totalidad de sus trabajadores en todo nuevo ingreso que se genere a partir de la presente ley”. El texto aclara que las empresas que no cumplan con la cuota “serán pasibles de las sanciones previstas por el artículo 289 de la ley 15.903”, que prevé que la Inspección General del Trabajo puede multar a las empresas que no cumplan con la normativa laboral.