Ciudad de la Costa tiene dos flamantes campeones mundiales de Jiu-jitsu

El Mundial de Jiu-jitsu se cumplió en San Pablo, Brasil, entre el 6 y el 9 de julio y compitieron unos 1.500 deportistas por día abarcando todas las categorías. Melina Orlando y Alvaro Dávila lograron la medalla de Oro representando a la academia Arkham de Lagomar bajo, la tutela del profesor Matías Simonelli. Alvaro y Melina son además novios y entrenadores en la mencionada academia. Debieron competir en la final con un brasilero y una argentina respectivamente. No son los primeros galardones que logra la pareja que ahora se prepara para competir en agosto en el Open Argentina, una especie de Sudamericano y el año que viene los espera el mundial en California, si es que logran los fondos para concurrir ya que a pesar de estos galardones el trabajo de estos deportistas es totalmente amateur, sin apoyos oficiales.
En este mundial en Brasil compitieron con el cintirón violeta. “Realizamos tres luchas cada uno, quien pierde queda afuera. Por día hay unos 1.500 deportistas compitiendo, se comienza a la 9 y a las 22 horas sigue. La competencia se divide por cinturón, peso y edad”, contó Álvaro a revista Metropolitano.
“Yo empecé tarde se podría decir, a los 24 años, empecé con trabajos marciales, el Jiu-jitsu es complicado de aprender, es un desafío de todos los días. Mi novia comenzó mucho más temprano, arrancó a los 12 años, ahora tiene 20. Este es mi primer mundial y para mi novia es el tercero que gana”, contó el deportista.
Álvaro destacó la camaradería entre competidores y la oportunidad de conocer gente de todo el mundo. En cuanto a como se solventan los gastos de estas competencias Álvaro explicó que no es fácil. “Para poder ir a este mundial hicimos rifas, no hay apoyo oficial, ahora veremos como nos solventamos para el Mundial de California, hay que llegar a los costos, tenemos sponsor que nos facilitan los kimonos y otros”, explicó.
Ambos además han ganado medallas de Oro en la Copa Mercosur y Open Argentina. Álvaro también logró el primer puesto en el Circuito Nacional en el que salió invicto.
Ahora la pareja sumó un nuevo desafío con su academia propia hace tres meses junto al profesor Simonelli. Está ubicada en Giannatassio al kilómetro 21.200 del lado norte en el Gimnasio Personal.
El Jiu-jitsu es un arte marcial japonés clásico o koryū budō que abarca una variedad amplia de sistemas de combate modernos basados en la defensa “sin armas” de uno o más agresores tanto armados como desarmados.​